¿Cómo evitar “no-show” de modelos?

Evitar las modelos “escamosas” o cancelaciones de modelos es algo que todos los fotógrafos les (nos) gustaría hacer y este artículo ayudará a identificar algunas de las “banderas rojas” que podemos encontrar.

En primer lugar, quiero definir lo que la mayoría de la gente, incluido yo, consideramos modelos “escamosas”: modelos que no se presentan al shooting o que cancelan en el último segundo posible (como el mismo día del shooting) sin una excusa coherente, o directamente, sin excusa, desaparecen. Los modelos que cancelan con una excusa legítima generalmente suelen ser fácilmente identificables.

Con el fin de reducir la tasa de no-show, es necesario examinar tu propia situación. A veces puede que no haya señales de advertencia antes de que te dejen tirado, pero a menudo si se piden referencias o se pregunta en su círculo cernano, atiende a cómo se comunican, y lee su perfil, se pueden detectar algunas banderas rojas comunes a muchas de esas modelos escamosas. A veces, simplemente no lo puedes evitar, y das con una, pero con informarse un poco, debería bastar. En una sesión cerrada, no debería haber problemas, pero a veces pasan, y en ocasiones se pueden hacer cosas para evitarlo. Y se deben hacer.

Algunas directrices para evitar este tipo de modelos

Ten en cuenta que estas son pautas, no reglas, un modelo que no encaja en una o incluso dos de estas pautas, puede ser una buena modelo, pero cuanto más banderas rojas veas, mayor será la probabilidad de que te dejen tirado.

  1. Si estás concretando a través de un sitio de modelado -Litmind, ModelMayhem, Fotoplatino…- busqua un perfil bien escrito, que muestre algún grado de dedicación e implicación con el trabajo de modelaje.
  2. Mira los mensajes que recibe del modelo. ¿Pide información que falta? ¿Parece que hace sugerencias, o que menciona cosas específicas, más allá del “me encanta esa idea”? ¿Confirma ubicación y fecha o simplemente se limita a decir “vale, está bien”? Esto no quiere decir que no se deba tratar como una modelo válida a quien responde de forma breve, todos lo hacemos, pero debería de haber algún interés real en algún momento.
    NOTA: Si se trata de modelos que están en viaje, o modelos muy ocupados, puede que no dispongan de mucho tiempo para preocuparse de la sesión o para comunicarse. De nuevo, hay que tomarlo como “concepto”, no como ley.
  3. Pregúntale por ideas que quiera hacer o haz que se involucre en el concepto. Quizás el concepto le haya gustado tanto que solo quiera centrarse en eso, o quizás pueda tener ideas que le gustaría probar. La clave es saber que se involucra, que aporte, más allá del “bueno, vale”.
  4. Asegúrate de enviar la hora, fecha, ubicación (dirección) y tu número de teléfono en un mensaje, una vez que todo está confirmado. Incluye todo lo que esperas que traiga o haga (como peluquería o maquillaje) y una nota rápida del concepto. Esto es realmente útil para tenerlo a mano, y algunos modelos incluso hacen esta confirmación por sí mismos para evitar cualquier confusión.
  5. Pregunte por el modelo. Obtenga referencias si puede, pero también pregunte en sus círculos de fotógrafos y si hay amigos en común, a ellos. Ten en cuenta que puedes estar recibiendo información de segunda o tercera mano, pero un montón de buenas respuestas suele ser algo bastante prometedor. Una o dos respuestas negativas de más de diez pueden significar problemas personales o un mal día, pero no necesariamente un problema. Úsalo solo para tener una idea, a menos que sea algo bastante grave o sea algo repetitivo, de varias sesiones.
  6. Piensa en tener una modelo de backup. Alguien con quien hayas hecho una sesión antes, y que sepas que puede estar disponible. Así, si el modelo planeado cancela, aún podrías hacer la sesión. Especialmente recomendable si estás reservando un estudio o tienes estilista y maquillador/a en la sesión.
  7. Ten cuidado confirmar con un modelo con el que no has trabajado antes para un shooting en el que estás metiendo una gran cantidad de recursos. Por ejemplo, confirmar con un modelo nuevo para una sesión en la que se está invirtiendo mucho dinero, se dispone de vestuario, etc., puede ser mucho riesgo, a menos que tenga referencias brillantes de ese modelo. Si es tu caso, el punto 6 es más que recomendable.

Razones potenciales para los no-show

La segunda cosa que hay realmente que pensar es quiénes son los modelos. Una gran cantidad de modelos son mujeres jóvenes, entre los 18 y los 25, que pueden estar pasando por muchos cambios en su vida y algunos de ellos no están acostumbrados a ser considerados responsables. Algunos de ellos salen de fiesta todos los días, otros no son buenos mantenimiento de horarios, algunos tienen exigentes novios/as, a los que están muy apegados y tratando de mantenerlos contentos… Es normal para esta edad, los que son super responsables son las excepciones. También pueden estar en la universidad y tratando de estudiar y asistir a las clases. O pueden no tener transporte. La mayoría de los modelos que son serios con el modelaje serán responsables y encontrarán la forma de evitar estos problemas, pero hay, sobre todo, muchas chicas jóvenes que son nuevas en el modelaje, y/o no tan serias.

Qué no hacer

Muchas veces veo discusiones sobre los no-show y también malos consejos.

Una “solución” común que siempre aparece es cobrarles a las modelos algún tipo de cuota de reserva. Esto es bastante pici eficaz si se busca calidad, especialmente en modelos experimentados. Hace que se parezca desconfiado, agresivo, y la mayoría simplemente no tienen ese dinero extra. Además, los modelos sienten que están siendo castigados por unos pocos huevos podridos.

Quejarse en redes sociales tampoco es una solución, igual que tampoco lo es decir directamente que “no tolerarás los no-show”. Cualquier modelo con interés real sabe que el no aparecer es horrible y muchos incluso tienen miedo de llamar para cancelar por una gripe o una herida leve, por miedo a que les caiga la etiqueta.

Cómo manejar un patrón

Se ha cubierto un poco en el primer párrafo, pero no es cuestión de desanimarse. Si tienes un montón de no-show, podría ser el momento de examinar la causa de qué podría causarlo. Puede ser sólo una cadena de “mala suerte” y puede no tener nada que ver contigo. Podría ser que estés eligiendo los modelos equivocados. Intenta buscar fuera del rango habitual (edad, aspecto, área, etc) y ver si eso ayuda. Podría ayudar el pedir a modelos que hayan trabajado contigo sugerencias de modelos fiables. Del mismo modo, trata de encontrar grupos locales en Facebook y ver qué modelos parecen trabajar con regularidad.

 

Artículo traducido de aquí

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.